lunes, 12 de marzo de 2007

Tengo el corazón jodido
y no es precisamente por tus manos acróbatas,
ni por tu lengua ávida.
Tengo el rizador de pestañas abandonado
y el rimel y las medias de rejilla
se las he prestado a una fulana menos puta que yo,
pero más fina.
Tengo los dedos atrofiados
de tanto quererme a mí misma.

Y mira que te envío mensajes de auxilio con los labios, a ver si notas esta necesidad ingente de follarte en cualquier parte. Y mira que lidio con la idea de olvidarte y de olvidarme de quererte así de esta manera tan sucia (y créeme, sucia, no es una expresión cualquiera, y es que ahora tengo que cambiar las sábanas más que cuando dormías conmigo).
Y mira que le he prometido veces al camarero del club de la esquina que yo te soy más fiel que cualquier mujer que pueda no acostarse con más hombres, pero él se ríe, y mientras, me sirve otra copa aún más cargada.
Y es que aunque aún no te hayas aprendido mi nombre, y Lola, o Lucía, o Carla, sean tus nombres preferidos para mí cuando me aprietas contra ti como a una mujer curtida de cuerpos y de historias que no quieres oír, yo si me he aprendido todos los lunares prendidos con alfileres de seda en tu espalda de damasco.
Nunca te he pedido nada, y ahora que mendigo tanto amor, me siento un poco afortunada, ya ves. Siempre me gustaron las cosas sin sentido, las huidas, los sofocos, el relieve de tu piel de cocodrilo, la textura del suelo en mis rodillas, las lágrimas del engaño, el jardín de duermevela y el después de cada orgasmo compartido.
Y ahora que sé que no vas a darme más que placeres prestados y camas de hotel, voy a volver a mi placenta, a esperar a que no vuelvas, para no cansarme demasiado de este amor mórfico y minusválido que no me deja irme, todavía.

14 comentarios:

EiKa dijo...

Ese "todavía" fue perfecto.

Y es que te leo y te leo (como el post anterior a este, que ya no está) pero es que no me salen las palabras para comentar.

Sólo me queda dejar mi huella y seguir leyéndote.

Un abrazo!!!

Angus Scrimm dijo...

Guau!!
Sin palabras...

Alice ya no vive aquí dijo...

Cómo araña por dentro esta pasión sin rendiciones que te asola, cómo rasga las cuerdas y deja temblando sensaciones que hace tiempo guardé en un frasco en el último estante de la cocina.

Cómo sangran tus letras, niña, cuánto...


El placer ha sido mío :-)

Carmen dijo...

y es que... me dejaste sin palabras...

Pequeña saltamontes dijo...

Jooo-der... Me llegó como si me lo dijeras a mi... Es verdad, sangras...

el_hombre_que dijo...

no tiene desperdicio, tremendo

scarlett dijo...

Que forma de arañar con las uñas de tus palabras...bueno,eso duele...Me encantó, te seguiré el rastro :)

x07Wave dijo...

brutal.

Cristy dijo...

Me gusto muxo tus palabras... es mas me recuerdan a muxas situaciones de mi vida... y tal vez por eso nunca me atrevi a escribir nada sobre ello. Me encanto leerte espero verte pronto!

Besos

LiSa RoWe dijo...

Las heridas del amor dañan incluso al alma más libre y pura que pueda existir, tiñéndola de tristeza y un dulce sabor a rancio de lo que fue.

Show must go on dijo...

Joder...entre la foto y el texto pensaba que estaba hablando un viejo conocido mío, que creo que también susurraba palabras al viento (que no entiende demasiado de ellas), acariciaba la almohada vacía (que tampoco entiende de soledades), deletreaba pérdidas en la nada (y la pobre no sabía qué responder). No sé por dónde anda, porque los pasos tampoco entienden de caminos finiquitados, pero se alegrará de leerte. Un besazo.

ángel dijo...

Me acabo de enamorar de ti.
Lo siento.

If your ring don´t ring, it´s me.

La Otra dijo...

Qué hijo de puta es cuando quiere.
Nunca es tarde para matarle, al final termina confesando.
Y no era para tanto.

Iraultza dijo...

Una forma deliciosamente potente de decir lo que algunas noches a mí se me queda en los labios.

Te he descubierto por casualidad, pero volveré.