lunes, 4 de junio de 2007

cadena perpetua

He dado una vuelta y media en la cama. He pestañeado a cien por hora en esta carretera del sueño que marca 90, como límite de velocidad. Me han multado por contradictoria y contraindicatoria. He acertado en la ruleta de la suerte la palabra más imprevisible, y he olvidado la cartera en la sección de objetos perdidos, mientras preguntaba por unas fotografías en blanco y negro que ayer regalé por equivocación a una antigua amante que creía querer más de lo que hoy creo que quiero.
Soy mujer de bolsillo, no por ser pequeña, sino porque me gusta sentirme envuelta en pantalones, y apretarme contra la carne hasta perder la respiración.
Soy mujer de palabras a medias y de falsas promesas, y de mentiras piadosas, y de verdades innecesarias.
Soy mujer de carreteras, de cruces, de esquinas, de viajes, de huidas.
Soy mujer de sopas calientes de letras, de nombres fáciles, de cruces de piernas desbocados, de ventanas abiertas, de bocanadas de aire, de humo, de ceniza, de escombros, de cosechas, de sequía, y de inundaciones.
Soy mujer de alas de cera, y pies de pájaro, y ojos de gata.
Soy mujer de pocas palabras, de desencadenar una mirada tras otra, y de intercalar sonrisas en los semáforos en rojo, y de pasármelos en ámbar porque aunque no tenga prisa me jode quedarme a las puertas del cielo en el asfalto de estas calles que ya me sé como las palmas de mis manos.
Soy mujer de vaqueros ajustados, de camisetas de tirantes, de cazadoras de cuero, de zapatillas de andar por casa, de papel de periódico mojado, de parques de otoño, de primaveras verdes en tus rodillas, de veranos con piscina propia, y de inviernos envueltos en paños de oro para no mojarme demasiado cuando llueve a bocajarro.
Soy mujer de heridas de guerra, y de constantes treguas para no acabar cansándome de ti aún sin tenerte.
Soy mujer de vocales abiertas y de consonantes cerradas, de sílabas impronunciables, y de endecasílabos asonantes.
Soy mujer de guitarras malsonantes y de teclas de piano suaves, y de armónicas tristes, y de voz rasgada, y de canciones de amor que siempre dicen lo mismo, y de las que nadie entiende nada.
Soy adolescente de autopistas que desbocan en la primera curva a la derecha, de gafas de sol sin graduar, de pies descalzos, de pantalones caídos, de círculos, de abscisas, de otoño.
Soy niña de risa fácil, de mandíbulas rotas, de cicatrices absurdas, de historias para no dormir, de mentiras piadosas, y de pocas cosas claras.
Soy, (así entre tú y yo), todo lo que más odio y amo a la vez de todo lo que me rodea. Stop. [Una fracción de segundo pasa sobrevolando una y otra vez el mismo charco y bebe y salpica cada dos por tres].
Y me gusta ser lo que soy, algunos días.
Otros, daría lo que fuera por ser todo lo que no puedo ser.
[[Para poder estar contigo]]

17 comentarios:

amandine dijo...

lo he leído tres veces.
(las otras dos me quedé sin palabras...tú te quedaste con todas las que yo podría haber escrito).

Silencio mientras mastico tu perpetua cadena que se sucede entre imágenes que podrían versar sobre mi misma.

Quizás por eso, me quedé sin palabras.

Pero no sin besos ni sueños...que aquí quedan.

Iraultza dijo...

Brillante, difícil, sencillo, sereno y difuso, como un aeropuerto un domingo festivo en una ciudad que no conoces, como una madrugada en un hotel que no recuerdas...

Te seguiré leyendo.

Cristy dijo...

como consigues para ke siempre me kede de piedra? xq cada vez, por cada dia ke pasa... me siento mas y mas identificada con tus post... este sobre todo hay partes de las cuales sin duda me kedaria.

Graxias por seguir compartiendo esto con todos nosotros...

Besos

Cristy

.JL. en los afelios dijo...

Te conozco bien,
bueno,
realmente no...
te intuyo bien,
porque mientras te leía,
me estaba leyendo a mi mismo.

Sacame la dulzura que agarro con fuerza,
porque siento que sino se perdera entre mis cajones cuando sea necesario,
Esta serenidad maldita que calma mis nervios y me desespera las tranquilidades.

Esta ironía tan mía,
que odio destripar sobre inocentes,
pero me hace inconfundible.

Esta picardía verde oscura,
sonriente a media boca,
que te guiña el ojo en los semaforos.

Y me gritan enfadados mis amigos
"¡Eres incorregible!"
y yo sonrio con orgullo,
de espaldas al beso
que te exijo
y tu no das por creer que no necesito.

Camino solo mejor que acompañado,
Ivan, quique y dema vienen siempre conmigo.
Pero no te vayas muy lejos
porque te preciso siempre en mi silencio,
espera que termine,
que yo te acompañaré a donde haga falta...

Escuchando:
"Será definitivo,
será para volver contigo otra vez.
Puedes ver arder la carretera bajo mis pies con tal de regresar,
donde iremos a parar..."

Alice ya no vive aquí dijo...

Llevas cosida una cadena con nombre, con el tuyo, en mayúsculas :-)

No dejes nunca de mirarte el reverso de la piel y reconocerte.

Besos

la niña perdida dijo...

joder me has dejado sin palabras.
Perfecto,sincero,bonito...todo me suena a poco cuando quiero describir lo que siento cuando te leo.
El corazón late fuerte,letra a letra tatuada a mi iris.

Un beso =)

Zebedeo dijo...

Un ejercicio de anatomía del alma de vez en cuando es bueno. Rejuvenece y te deja las cosas un poco más claras a la eterna pregunta de ¿quién soy?

Debes de tener una cama grande porque yo con vuelta y media me caigo :)

lapicero_azul dijo...

Alaaaaaaaa!
Venga, matanos!

"Soy mujer de bolsillo, no por ser pequeña, sino porque me gusta sentirme envuelta en pantalones, y apretarme contra la carne hasta perder la respiración"

¿Tú te crees que puedes ir por la vida escribiendo cosas así y que la gente se quede indiferente?
Esto es demasiado fuerte para leerlo un viernes al mediodia, volveré a la noche con la pasividad del alcohol por las venas.

Que gustazo da leer por aquí

Wendy dijo...

Llevo un rato frente al ordenador pensando en tus palabras...y leo y releo este magnífico texto...y no me canso.
Y sucede que me encanta, de verdad. Increíble.
Mucho ánimo y un abrazo!!

ROBERTO ÁLAMO dijo...

Realmente es de lo mejor que he leído últimamente (en cuanto a blogs se refiere). Sabes escribir y se nota. Enhorabuena, compañera.

Deja tus pies de frío rendidos al fin
sobre la brasa aun caliente
de lo que fué el deseo
para sentir el temblor que nunca encuentras
grabando en el duro de tus labios
y en tus pechos erguidos a la espera del beso
que los que no amaron se abrasaron
en el fuego de los cristianos.

Date una vuelta por mi blog AMANTES VENÍA DE AMAR. En el cuelgo mis poemas y fotos. Creo que te gustará...

Te besaré cada vez que vuelva.
Te besaré cada vez que entres.

Carmen dijo...

ahora es cuando yo te diría muchas cosas, y no me salen.

Es hermosa, tu forma de unir letras y contarte.

Un beso

Angie dijo...

Vuelve, ahora que me has encontrado,
todas las horas del día que no uses pariendo palabras.

Vuelve a leerme con tus ojos de sabia,

de niña vivida,

cósete a mis ideas como una lluvia perpetua.

Sé mujer de pocas palabras, si quieres,

pero déjame beberlas a morro.

Yo vendré a prenderme en todos tus tú,

buscando cualquier rincón polvoriento

en el que encontrarte dormida.


El placer es mío.

EiKa dijo...

Chama te pasaste... de verdad que sí. Así no se vale escribir, está prohibido, es nocivo para la salud perder el aliento por largos períodos de tiempo.

Aplausos y Abrazos!!!

Pensando en ti dijo...

Me ha encantado tu blog, y te tengo que leer con calma.

a ver:

en resumen eres rebelde en tu diario vivir y sincera al momento de confesar.

gracias

Fab dijo...

Adrenalínicos zapatillas ROJAS.!

Un placer recbiri tu saludo en mi blog. gracias por la visita, toca la puerta de vez en cuando, ahi estamos presentes.

merci.

besito.

Dammed queen dijo...

me ha encantado...
de verdad
Un saludo..
Salamanca...qué bonito verdad?¿?ahora estoy yo allí..
:-)

botas de agua dijo...

odio y amor en ese cordón umbilical que va desde nuestro ombligo hasta nuestro ombligo... es divertido balancearse en él.