domingo, 14 de octubre de 2007

fábricas, sueños, bicicletas.





Me prometiste llevarme de vuelta a casa antes de que anocheciera, pero el sol titubeó con astucia entre las montañas, y antes de que quisieras darte cuenta, la ceguera invadió el horizonte y la carretera no supo señalizarnos la siguiente desviación a la derecha.
Y tú aprovechaste ese tiempo de más para pedirme que soltara el volante. Y yo solté el volante, y tú decidiste besarme impertinente.
Pisé el acelerador con fuerza, y tú sacaste la cabeza por la ventanilla mientras gritabas que nunca volverías a querer a ninguna así. Y que si para morirse hubiera que ser feliz, podríamos estrellarnos esa misma noche contra alguna de esas fábricas de nubes que dejábamos atrás en las cunetas.

La carretera nos pierde, y tú aceleras.
Guardo en la guantera, la razón que te devuelve
cada dos por tres
a mi viaje.
Sonríes, y me dices,
que nos sobran el equipaje
y esas razones que invento para no follarnos.
La carretera nos pierde, y tú aceleras.
Algo grita dentro y yo recuerdo
(tarde)
que no te quiero demasiado.

Fábricas de nubes en las cunetas.
Sueños estallados en las cumbres.



Bicicletas sin ruedines estrelladas.



Destartaladas.



Puzzles del amor, cosa de niños.



-Quiéreme, te digo.



-Ya no tengo edad para esas cosas.



...

11 comentarios:

eika dijo...

Sí, eres una de mis preferidas, definitivamente sí.

Paso a saludar :) y a avisarte que ya tengo nuevo blog, pasa por allí cuando quieras.

Un abrazo fuerte!

Las3Musas dijo...

No sé cómo hacés para meternos dentro de ese coche... tengo el pelo revuelto por tu culpa :)

Maravilloso. Te linkeo...

Un beso
Musa

.JL. en los afelios dijo...

En la cuneta deje todas las incertidumbres pinchadas,
malheridas sobre el asfalto derretido,
se secaron los olivos
y no podemos beber mas,
ni bebernos mal.

Tardas demasiado,
tanto que me salen callos en las ausencias de no escribirte,
se me ocurre una canción y tarareo...
"La carretera se retuerce,
y yo me dejo llevar,
el viento golpea mi cabeza,
y me ayuda olvidar,
que cometí un grave error...
uuuuu..."
Dice Tulsa arrepentida
pienso en una película que aconsejarte,
"Tu vida en 65 minutos"
y en invitarte a ver la lavadora conmigo,
en lavarnos las derrotas,
en salvarnos los besitos tristes
y dejar la infancia latente,
lactante de tu pecho firme,
como un filme de almodovar.

Iraultza dijo...

Y sin embargo parece que lo escribieses después de una fiesta de dos en la que te conté lo que me ocurría, más o menos, en estos meses en que no estuviste, y sin embargo parece como si tú fueses la isla que tenía enfrente y yo el turista que te admiraba, y sin embargo tardaste en llegar, pero cuando llegaste fue para quedarte, y sin embargo tus frases se hacen espirales alrededor de mí cuando te leo, aquí o allí, qué importa, simplemente leerte los antojos de los días en azul, sobre la espalda del verano que no fuimos. Vuelvo, sin intermitencias, te vuelvo a ver, apareces, sonrío.

Bambu dijo...

Suena muy intenso, de esos momentos que no se olvidan nunca. Un saludo

Angus Scrimm dijo...

buff

los frenos echaron humo varias veces,eso seguro, pero donde se calienta las conversaciones son allí donde delante de un "te quiero" hay una conversación perdida.

Besos

La niña perdida dijo...

Escribes realmente genial! Me encantas. Carreteras y viajes, promesas de vuelta y cartas sin remite...

Un abrazo

=)

dany dijo...

precioso, realmente crei que esta viendo lo que escribiste...suerte!

Carmen dijo...

siempre me gustó jugar a ser pequeña. O incluso mejor, ser pequeña de mayor, para poder jugar :))

los viajes que pueden recordarse
de manos de uno
o del otro...

pero siempre tenemos edad, no? edad para lo más bonito.

es taaan maravilloso lo que escribes.

Besos y más besos, de camino van

Mistress_blue dijo...

Estoy de acuerdo con el comentario anterior, siempre tenemos edad...

Tus palabras me llenan, me inquietan y eso me gusta. Escribes hermoso

sigo aqui leyendo(TE)

Baba-Sule dijo...

y yo que siempre que paso por aquí me quedo con la palabra ángel en los ojos...