miércoles, 23 de enero de 2008

me sudan los ojos de placer


Tiro(te)
un beso de esos que dejan sabor a salitre
en las costuras de tu piel de camuflaje.
Beso(te)
con ese arte inflamable que (des)prendo sin conciencia.
Hacer el amor
(contigo o sin ti)
siempre me apasiona
siempre me regala algo de tiempo para no pensar(nos)
desde el punto más gélido de nuestros icebergs calientes
de punta en blanco.
Escribo algo parecido a la poesía,
que ni son versos, ni riman,
pero tampoco dicen incoherencias
(aunque sí algunas tonterías).
(Me) digo sin pararme a pensar en lo que digo,
que (te) quiero cada día un poco más,
aunque no sepa cómo medir este amor en desmedida,
ni cómo desmedirlo sin hacerle más rasguños
a esta ropa de indigente
que se muere por que la dejes en bragas.
Deslizo los dedos por la hendidura impertinente
de tu sexo volcánico.
Erupcionas
y yo me hundo en esa textura caliente y acuosa,
y niego cualquier vestigio de ternura
mientras me sudan los ojos de placer.
Maravilla

23 comentarios:

.JL. en los afelios dijo...

Esta soledad y su sola compañía,
me mira con tus ojos de vacío y lejanía,
de recuerdos inventados,
de mar y sexo salado.

No quiero regresar
a ser el rostro que habita dorimido,
el cuerpo deambulante y pesaroso
exiliado a un tiempo de infinito olvido...

Quieres saber quizá,
que te he visitado en sueños,
que te he robado los labios
y he huido...

Anónimo dijo...

Arte. Arte abstracto. Arte libertino… y un largo etc.
Se dice que es belleza, estética, estrategia, paradoja, pasión…
Arte es el que aparece cuando te mando a los siete mundos de los que dices formar parte (y no fue culpa del arte).

Artista.
Artista cuando invento esa realidad en que vivir tus “mentiras”.
Artista cuando pones en mis manos tu puzzle del amor –encajo todo lo que se ponga por delante-
Artista al delinear ese trazo que nos une-en esos encuentros fortuitos-
Artista cuando invento paranoias que ni tu resolverás, y esos porqué infinitos

Porque yo veo espacio donde tu solo ves vacío
Porque no desperdicio 8 horas al día durmiendo (sabes mejor que nadie que no desperdicio mi tiempo) y me encanta cenar viendo el amanecer, buscándote en ese sol que sale por donde quiere.

Maravilla.
Maravilla es ver arte al mirarse con gafas ajenas.
Maravilla es ver llegar ese instante en el que te pellizcas el alma y, ante las ganas de llorar, te “mantienes en tus trece”.
Maravilla son los secretos tan secretos que a las dos de la mañana no parecen tan disimulados
Maravilla es cuando pintas d mil colores esa imagen que me quita el sueño

Maravilla y arte se darán cuando en las playas de Bora-Bora enterremos el arte de besar.

Porque somos dos jóvenes inexpertos déjame enseñarte el delicioso arte de besar


Porque hoy sí estoy aquí, y mañana (…)
--Empecemos con un beso inocente--

Saludo dietético dijo...

Me encanto la idea de una doble lectura... en definitiva cada uno le da el sentido propio y subjetivo a las cosas...
besos!!

PuroHumo dijo...

Me encantaría alguna vez musicar y cantar algo tuyo.

Danelí dijo...

Suda la piel
y la memoria
y las palabras

Una sustancia viscosa que emana a borbotones con cada verso.


Un beso

eika dijo...

Maravilla.. Es lo que cabe decir, nos haces esperar, pero vale la pena siempre.

Eres una de mis preferidas.

Un abrazo^^

dany dijo...

que delicia!!!un hermoso poema con fuego y sentimientos...

claradriel dijo...

Tus palabras tan cuerdas para narrar la pasión son absorventes.

Me siento en ella, como siempre.

Gurú de las nuevas visiones, espiral.

Carmen dijo...

es imposible leerte y no volverse egoísta,
soñar(te) a gritos,
rogar(te) desde los dedos de la mano hasta la sien,
implorar(te) con el brillo de mil lágrimas de placer:

EXCLUSIVIDAD.

Que todo fuese para mí :)

Agarras, atrapas. Cada vez me gusta(s) más

Un beso

Iraultza dijo...

Cuando las noches se hacen industriales, como las risas absurdas de algunas madrugadas o las ganas de nada de mil pares de ojos en cualquier lugar de la ciudad, siempre te busco, para que el pulso de tus dedos acariciando un teclado pueda parecer, un par de veces al día, como si me desnudases lentamente, tan lenta como arrancarse la ropa para poder probarse la piel o contarse cualquier cosa absurda y descojonarnos de risa, que siempre suele ser una buena combinación.

Por eso bajo el volumen cuando se pone a cantar Jeanette, para que esta forma tan nuestra de echarnos de menos, siga siendo el comienzo, y no una pregunta, sino una forma precisa de mirarnos a los ojos y buscarnos entre la gente, o seguir escribiendo nuestro propio diccionario de mimo, ese que te regalaré un día de estos, o de esos, qué más da.
No tardes tanto, Espiral, el médico te ha incluido en mi dieta mediterránea.

Tristancio dijo...

Tiempo sin pasar por aquí.
Y me quedo en tus versos
(de rimas delirantes e intensas)
un rato.

... y no sé si me sudan los ojos

o es el llanto de siempre

el que se me cuela
por la (des)esperanza
de estos días solos.

Abrazo.-

Hi-ho Carver dijo...

"Sin hacerle más rasguños
a esta ropa de indigente
que se muere por que la dejes en bragas". Maravilloso. De nuevo, gracias.

.JL. en los afelios dijo...

" Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano por tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.



Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua."

Ojala lo hubiese escrito yo, pero lo siento como si así fuese.

Rayuela. Sin nada mas que decirte.

Angus Scrimm dijo...

lo más artificial del post es la foto...

el resto me ha humedecido las yemas de los dedos

Kpax dijo...

Seria aburrida una vida sin imperfecciones?

un saludo

Saludo dietético dijo...

releyendo tu post... Besos

Naty dijo...

Besos que saben a salitre, los más ricos (imborrables)... No puedo evitar escribir esto y saborearme los labios... Saluditos ;)

ángel dijo...

PARADISO: José Lezama Lima.

claradriel dijo...

He entrado aquí con la esperanza de encontrar un texto, que siempre me llena.


Pero, sabes?? Estoy de suerte... aún hay mucho blog tuyo por recorrer, empezando por un punto cualquiera, señorita.


Besos.

Nachete dijo...

Sudar los ojos... simplemente bestial.

Anónimo dijo...

Espectacular...

maravilloso es encontrar de pura casualidad este post :)

Saludos !

Tharsis
http://mientrasvivimos.blogomundo.com

Scarlett dijo...

guau...

http://sacudeteelpolvosaldelasmurallas.blogspot.com/ dijo...

Muy pero que muy bonito.
Me encanta chocarme con estas sublemes cosas que los corazones sienten.
Un abrazo.
Txuspi